Header

Los inicios (6) Ya somos tres… cuidado con los costes fijos

agosto 26th, 2010 | Posted by admin in klicstudio

cuidado con los costes fijos

Así pues, la situación es que somos 3 personas en la oficina, que en junio de 2008 tengo cobrado casi todo el trabajo de 2007 (tengo fondo de maniobra, pero no entran ingresos), y que estoy sin trabajo en la oficina. Tras año y medio de oficina, he recuperado la inversión inicial, y la cosa pinta muy bien, salvo por el pequeño detalle de que todavía no llegan los nuevos encargos de EPSA, pero están al caer… la cosa pinta bien no? CRASO ERROR.
El trabajo llegó a finales de 2008, y durante ese tiempo estuvimos elaborando un proyecto tipo para hacer más rápido los proyectos cuando llegasen, mejorando la web, posicionando la página en google, etc… es decir, invirtiendo en la oficina, o, dicho de otra manera, gastando sin cobrar. Luego empezamos a currar como locos, todos, pero los cobros no llegaron hasta mediados de 2009…y yo tenía que soportar todo el gasto fijo de 3 sueldos.
Perdí la inversión inicial que había recuperado, 10.000 Euros de beneficio, y tuve que pedir un crédito para poder aguantar con los gastos fijos de la oficina hasta que llegaron los siguientes pagos. Mi inversión inicial original fueron 21.000 €. En el momento más bajo de esta nueva etapa llegué a reinvertir 30.000 € (crédito de 15.000 nuevo, 6.000 que me quedaban de pagar del antigüo, y mis 9.000 Euros ahorrados de origen).
De esta situación saqué dos conclusiones:
1. Hay que diversificar la cartera de clientes, tener un solo cliente es peligroso.
2. Los gastos fijos son muy duros de mantener.

Pensándolo fríamente, creo que no me equivoqué al tomar la decisión de mantener la plantilla todo este tiempo. Tenía asegurado un futuro con bastante trabajo y gente muy trabajadora y formada. Eso se notó en la siguiente tanda de encargos. A la larga, he recuperado la inversión. Simplemente lo cuento porque yo no era consciente de la situación y me di de bruces con ella, en este caso salió bien, pero a otro le puede salir mal en otro caso, así que cuento mi experiencia para que la tengáis en cuenta los que leáis esto. Ante esta situación solo caben dos opciones. 1. Variabilizar gasto (volver a utilizar subcontratas en lugar de colaboradores cercanos y empleados). 2. Lo que yo hice, que es mantener a la gente porque creo que son gente preparada y válida, y dedicarlos a tareas estratégicas que a la larga mejoren la oficina.
Para mi la decisión correcta, en mi caso y circunstancias es la segunda, pero la primera es la más segura, y con la segunda uno tiene que valorar, cuantificar cuanto esta invirtiendo, y tenerlo claro y en cuenta.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 You can leave a response, or trackback.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

no