Header

La semana pasada entregábamos las nuevas oficinas de Deportae, una empresa joven que se dedica a la organización de eventos deportivos y la animación. El espacio en cuestión se encuentra en el centro comercial y empresarial NEXT Shopping, en el Cerrado Calderón, Málaga, al que cada vez están llegando más empresas. Su ubicación en una zona principalmente residencial en la zona alta del Cerrado de Calderón hace que se rodee de un entorno tranquilo pero a la vez bien comunicado y dinámico, lo que permite disfrutar de un espacio de trabajo sin los agobios del centro de la ciudad.

En este proyecto, KLICSTUDIO ha desarrollado un “turnkey project” –o llave en mano- , para lo que hemos llevado a cabo el diseño de arquitectura y la propia ejecución material de la obra como constructores. De esta forma el cliente nos confía la gestión del proyecto de manera integral, desde el inicio, hasta que le entregamos las llaves de su nuevo local.

Esta fórmula sólo tiene beneficios:

  • Por un lado, para el cliente, es un alivio el saberse liberado de los constantes requerimientos que implica una obra, teniendo que estar pendiente de la relación con cada uno de los agentes que intervienen en las sucesivas etapas. Aquí es KLIC quien se encarga de todo, desde el diseño, a la ejecución, pasando por todo el proceso.
  • Por otro lado, para nosotros como arquitectos es una garantía de que nuestro proyecto se ejecutará tal y como lo habíamos previsto, y como el cliente nos lo ha contratado.
  • En cuestión economía, esto no implica un aumento del precio. Trabajamos en función del presupuesto disponible, y con un precio cerrado.

Al final, todas las partes se ven favorecidas, y los resultados son visibles: en las imágenes podéis ver la comparativa entre el anteproyecto mostrado al cliente, y la obra final. ¿Queréis que juguemos a buscar las siete diferencias? 😛

centro de negocios reding

centro de negocios reding

Así pues, allá por Febrero de 2007 tomé cartas en el asunto y decidí que tenía que separar mi trabajo de mi vida, mi oficina de mi vivienda.
La solución que adopté fue mudar la oficina a un centro de negocios. Estuve mirando las opciones subvencionadas (CADE, CME de Málaga…) pero al final opté por el Centro de negocios Reding, en el limonar.
Incluyó en esta decisión la ubicación del lugar (estaba en la zona de los arquitectos de Málaga, y al lado de la oficina de un buen amigo publicista, y cerca de las oficinas de mi principal cliente, la EPSA), el hecho de que hubiese oficinas a muy buen precio, y, la verdad sea dicha, que me cayó muy bien tanto la propietaria como la secretaria.
La opción del centro de negocio, con sus más y sus menos, creo que fue un acierto con respecto a la situación anterior. Si bien no tenía compañeros de trabajo, tenía oficinas vecinas con cuyos integrantes me llevaba muy bien, con algunos de los cuales sigo manteniendo el contacto, como con Manuel, de Colexon Iberia. Por allí andaba uno con la sede de Miss Málaga, unos consultores, una filial de vodafone… un par de inmobiliarias, que fueron cayendo todas la verdad, en definitiva un montón de gente que hacía que cuando paraba un rato tuviese con quien hablar y con quien tomarme un café.
La oficina apenas tenía 10 m2, pero al trabajar solo tampoco era un problema, y estaba al lado de copicentro, lo que era una gran ventaja.
En esta época tuve el primer aluvión de encargos por parte de la EPSA, un total de 14 proyectos en un periodo de 6 meses, que me hicieron cambiar el modelo de negocio, bucando colaboradores que hacían el desarrollo de las ejecuciones y centrándome yo en los trabajos de revisión. El volumen de trabajo era muy grande. Esto, unido a las expectativas de cobro, me hicieron plantearme que no valía únicamente con colaboradores, sino que tenía que tener a alguien empleado para poder asumir la parte estratégica del trabajo de todos los proyectos desde “dentro” de la oficina.
Y por aquel entonces, allá por Junio de 2007, empieza la siguiente etapa de la oficina

no