Header

centro de negocios reding

centro de negocios reding

Así pues, allá por Febrero de 2007 tomé cartas en el asunto y decidí que tenía que separar mi trabajo de mi vida, mi oficina de mi vivienda.
La solución que adopté fue mudar la oficina a un centro de negocios. Estuve mirando las opciones subvencionadas (CADE, CME de Málaga…) pero al final opté por el Centro de negocios Reding, en el limonar.
Incluyó en esta decisión la ubicación del lugar (estaba en la zona de los arquitectos de Málaga, y al lado de la oficina de un buen amigo publicista, y cerca de las oficinas de mi principal cliente, la EPSA), el hecho de que hubiese oficinas a muy buen precio, y, la verdad sea dicha, que me cayó muy bien tanto la propietaria como la secretaria.
La opción del centro de negocio, con sus más y sus menos, creo que fue un acierto con respecto a la situación anterior. Si bien no tenía compañeros de trabajo, tenía oficinas vecinas con cuyos integrantes me llevaba muy bien, con algunos de los cuales sigo manteniendo el contacto, como con Manuel, de Colexon Iberia. Por allí andaba uno con la sede de Miss Málaga, unos consultores, una filial de vodafone… un par de inmobiliarias, que fueron cayendo todas la verdad, en definitiva un montón de gente que hacía que cuando paraba un rato tuviese con quien hablar y con quien tomarme un café.
La oficina apenas tenía 10 m2, pero al trabajar solo tampoco era un problema, y estaba al lado de copicentro, lo que era una gran ventaja.
En esta época tuve el primer aluvión de encargos por parte de la EPSA, un total de 14 proyectos en un periodo de 6 meses, que me hicieron cambiar el modelo de negocio, bucando colaboradores que hacían el desarrollo de las ejecuciones y centrándome yo en los trabajos de revisión. El volumen de trabajo era muy grande. Esto, unido a las expectativas de cobro, me hicieron plantearme que no valía únicamente con colaboradores, sino que tenía que tener a alguien empleado para poder asumir la parte estratégica del trabajo de todos los proyectos desde “dentro” de la oficina.
Y por aquel entonces, allá por Junio de 2007, empieza la siguiente etapa de la oficina

Los inicios (II) Oficina en casa

agosto 19th, 2010 | Posted by admin in klicstudio - (0 Comments)
mi casa mi oficina

mi casa mi oficina

Creo que fue principios de noviembre cuando monté la oficina en casa, y duró hasta principios de Febrero. Fue un tiempo caracterizado por no tener claras las barreras entre trabajo y vida. Me encontraba a veces en casa, trabajando en los proyectos a las 2 AM, y otras veces a las 12:00 PM organizando música en el itunes… y sobre todo, una época en la que si no tenía cuidado me pasaba días solo y sin ver a nadie. Puede que haya gente a la que esto le funcione, pero yo tengo claro que para mi la opción del trabajo en casa no es una opción (al menos, viviendo solo y trabajando solo).

Los inicios (I) Mi primer socio

agosto 19th, 2010 | Posted by admin in klicstudio - (0 Comments)

escultura klicstudio

escultura klicstudio

En Septiembre de 2006 decidí irme de la oficina en la que trabajaba.

Las condiciones no eran malas, al menos no peores de las del resto de compañeros en otros estudios, pero lo cierto es que, con carácter general, los técnicos asalariados en España no están bien retribuidos, ni sus condiciones laborales son muy halagüeñas. Viendo el panorama, pensé que la mejor forma de evolucionar era montar mi propia oficina.
Además, tenía un par de encargos, que hasta ese momento realizaba por las tardes aparte del trabajo, pero cuyo volumen aumentaba e iba a tener que decidirme por rechazarlos o dedicarles más tiempo. Decidí lo segundo.

Lo primero que pensé es que era una empresa complicada que no quería afrontar solo. Hablé con mi amigo Carlos, publicista, y por aquel entonces con disponibilidad ya que estaba desempleado, y le plantee la posibilidad de montar el tema juntos, cada uno especializado en nuestro sector. Lo que buscabamos era montar un equipo interdisciplinar, y, por qué no decirlo, compañía ;L)

Nos pusimos manos a la obra. Juntos pensamos el nombre, diseñamos el logo (eso más bien Carlos), la imagen corporativa, escribimos el plan de empresa, pensamos en la forma jurídica, que por nuestras circunstancias pensamos que sería recomendable una SC, etc etc.

No obstante, casi al inicio la cosa se torció. El problema fue una diferencia de criterio con respecto a la inversión. Carlos apostaba por el gasto mínimo, yo realmente pensaba que para recoger hay que sembrar y que se hacía necesario comprar equipos informáticos de última generación. Estas y otras cosas motivaron que, en unos meses, Carlos decidiese abandonar el barco. Yo le aboné su parte de los equipos que habíamos comprado juntos, abandoné su garaje (durante un tiempo, nuestro garaje) y me llevé la oficina a cuestas a casa…Fue un divorcio amistoso, prueba de ello es la pedazo de escultura que me ha regalado hace poco rememorando nuestros orígenes (la imagen del post) pero también el inicio de una etapa dura, puesto que, ya metido en harina, comenzaba la oficina como no quería haberlo hecho: Solo.

Un poco de historia… Klic

abril 11th, 2010 | Posted by admin in klicstudio - (0 Comments)

Hoy inauguro el blog de la oficina, sin una idea clara de en qué va a consistir exactamente.
Un poco como los inicios de la misma oficina, allá por 2006, cuando las ganas de empezar algo propio, de decidir por mi mismo en qué ocupaba mi tiempo, y hacia qué focalizaba mis intereses, me llevaron a dejar la seguridad de una nómina y embarcarme en la aventura de mi propio negocio. No tenía en absoluto una idea clara de a qué me iba a dedicar, pero si un anhelo de empezar. ¿de empezar qué? el tiempo lo diría.
Hoy, cinco años después, klic ha dejado de ser una alternativa de autoempleo y se ha convertido en la unión del esfuerzo de mucha gente por llevar a cabo un objetivo común. Nos hemos convertido en una oficina especializada en rehabilitación y tenemos una dilatada experiencia en ese campo. Abrimos no obstante la veda de cualquier nuevo encargo que nos abra nuevos retos, ya sea la rehabilitación energética, la ITE, la sostenibilidad, todo aquello que nos haga sentir que aportamos y aprendemos.
En estos años hemos aprendido que lo importante es trabajar, duro y con cabeza, para acometer los nuevos retos y para mejorar continuamente en aquellos campos que tratamos con más asiduidad. Hemos aprendido también que no sólo de arquitectura vive el arquitecto, y que para sobrevivir como oficina hay que tener claras las ideas a nivel de marketing, y de gestión, especialmente en estos tiempos duros.
Hoy inauguro el blog de la oficina contándoos por encima de que ha ido esta lucha estos cinco años, y aunque no tengo muy claro de qué va a tratar, si que tengo el anhelo de contaros algo, que muy posiblemente sea como sigue la lucha, que es mucha, y como siguen los ánimos, pues mientra exista el anhelo por hacer cosas seguiremos estando aquí haciéndolas, pese a todas las crisis ;L)

no