Header

Entrega de premios. Mis padres han trabajado mucho para conseguir esto. Gabriel Goñi Buján

Esta semana se ha cerrado un círculo que comenzó en 2006, en una oficina compartida del Centro de Negocios Reding.

Poco tiempo antes había decidido comenzar a trabajar por mi cuenta, y tras un tiempo en el garaje de un amigo y otro trabajando en casa, decidí mudarme a la Malagueta, el barrio donde los arquitectos de renombre de Málaga tenían sus oficinas.

Trabajar sólo en una oficina no es muy distinto de trabajar sólo en casa, así que cuando mi mejor amigo me dijo que su socia en una start-up de audiolibros estaba buscando un espacio para trabajar, y salir también así de casa, no lo dudé un minuto, y llamé a esa desconocida. Victoria estaba, como muchos emprendedores, pluriempleada, y además de llevar para adelante su proyecto de audiolibros, trabajaba a distancia como técnico de AJE Andalucía.

Conocí AJE gracias a ella, y el ecosistema empresarial malagueño gracias a AJE Málaga.

Mucho ha llovido desde entonces. Cinco años de paradójica bonanza durante la crisis, gracias a los proyectos que rehabilitación plurifamiliar que desarrollábamos para la Junta de Andalucía (AVRA). Formar un gran equipo con estupendos profesionales como Antonio Ramirez Escalona, Natalia Poluektova, y una compañera de carrera que a la postre se convirtió en mi socia de vida, Ruth Buján Varela.

La crisis. Una crisis con efecto retardado que se lo llevó todo por delante, y nos dejó a Ruth y a mi solos al frente de la oficina, sobreviviendo a base de pequeñas reformas, arquitectura legal y algún que otro proyecto singular (el Promálaga Coworking del PTA, La Villa Romana de Cortijo Robledo) pero sin continuidad en los encargos como para mantener al equipo. Sin duda uno de los peores momentos de mi vida.

Promálaga Coworking, PTA.

Villa Romana Cortijo Robledo. Antequera.

La lucha. Aprender a gestionar una empresa en tiempos de crisis (en ESESA), aprender a vender (en Hiagora). Intentar con uñas y dientes prestar servicios al único sector que resistía en nuestra zona, creando la marca, renovahoteles junto a una compañera, Sandra Dieguez, pateándonos la costa de esquina a esquina de la provincia, a puerta fría. Sin éxito.

La esperanza. De la mano del retail, y de los contactos generados en AJE, comenzamos a trabajar para una cadena de gimnasios en expansión, Synergym, como socios de un estudio especialista en deportivo (Bm2 Arquitectos) y obtuvimos la continuidad en los encargos necesaria para volver a formar equipo. En paralelo, y varios años después de nuestro primer intento, conseguimos nuestro primer encargo hotelero, el Kid´s Club del Hotel Puente Romano, referenciados también por un socio de AJE, Ricardo Llamas, de Deportae, que era en ese momento la empresa que iba a operar la ludoteca. Teníamos nuestro primer encargo hotelero y pusimos toda la carne en el asador. No sólo hicimos el proyecto sino también la obra, para conseguir el resultado deseado.

Synergym Los guindos, Málaga.

Kid´s Club Hotel Puente Romano, Marbella.

Volver a crecer, el nicho hotelero. La experiencia de Puente Romano nos sirvió para conseguir otro encargo hotelero, el restaurante en primera línea de playa del hotel Puente Real, y la ampliación de su zona de piscinas. Ese segundo encargo fue clave para que cuando uno de sus vecinos, el hotel Camino Real, se planteó una reforma completa de sus instalaciones, para lo que contrató a una gran ingeniería, TYPSA, ésta contase con nosotros como socio local. Sin los contactos que habíamos conseguido en el máster de cátedra inmobiliaria esto tampoco hubiese pasado.  Desde ese momento hemos enfocado todos nuestros esfuerzos comerciales en ese sector, ahora con resultados gracias a la experiencia previa adquirida, y apoyados en un gran equipo de profesionales. Gracias a esta apuesta estratégica hemos triplicado facturación en el último año, duplicado personal, y tomado posiciones en un excelente nicho de mercado en nuestra provincia, que esperamos nos sirva para sortear los valles del continuo diente de sierra que es la construcción.

Restaurante Hotel Puente Real, Torremolinos.

Reforma integral Hotel Camino Real, Torremolinos.

El premio. Con estas credenciales nos presentamos a los premios de este año, convencidos tanto de nuestras posibilidades como de la enorme competencia que íbamos a encontrar. Y así fue. No puedo sino decir que cualquiera de los candidatos al premio trayectoria hubiese sido un digno ganador, y es por ello que felicito de corazón a Harper and Neyer, Pontesal publicidad, Erkiaga Properties y a Eventos tu hada madrina. Cuando escuchamos el nombre de nuestra empresa como ganadores el corazón se me iba a salir del pecho, y mi socia y yo salimos al escenario con el “becario”, Gabi, nuestro mejor proyecto, ahora en fase de dirección de obras.

La frase. Yo dije muchas cosas. Ruth dijo algunas. Gabi solo unas pocas, pero que nos llegaron al alma. “mis padres han trabajado mucho para conseguir esto”. Creo que estamos haciendo un buen trabajo. En todos los sentidos.

El círculo. El pasado jueves sentí que se cerraba un círculo perfecto que comenzó hace 12 años en una oficina compartida, cuando conocí AJE. Gracias a todos los que formáis parte de esta familia de empresarios y emprendedores. Conoceros y formar parte de ella es lo que nos ha hecho crecer, y el premio es haberos conocido a todos.

Esta semana en Klic nos centramos en el diseño de espacios de venta, ya que tenemos una serie de cosas que contaros relacionadas con el mundo del retail:

Lo primero de todo es que a finales de la semana pasada se publicaron los resultados del concurso de la nueva línea de diseño interior para los locales de una conocida cadena de zapatería española. Nos hemos quedado con la miel en los labios, ya que de más de 70 inscritos, y siendo tres los proyectos finalistas premiados, nuestra propuesta ha resultado en 5º lugar. Un puesto agridulce ya que por un lado se ha visto reconocido el trabajo, pero por unos pocos puntos podríamos haber optado a uno de los tres premios concedidos por el jurado.

Podéis ver las imágenes y los dibujos de nuestro proyecto un poco más abajo. En él proponemos un espacio de venta sofisticado y original, sin por ello desatender las necesidades funcionales propias de la zapatería. Nuestra idea busca ganar en sensaciones y en emoción, siendo coherentes con los valores y la imagen de una marca ya consolidada. Para ello, nos hemos inspirado en la atmósfera de un desfile de moda, con su pasarela central por la que las modelos -y a partir de ahora también las clientas- caminan luciendo y comprobando el calzado. Frente al trámite incómodo y rutinario que pueda suponer el descalzarse y probarse un nuevo modelo, proponemos una experiencia confortable, elegante y única que convierte a la clienta en la verdadera protagonista.

Así, en el centro de la tienda se dispone una franja luminosa que se pliega sobre sí misma. Este elemento es a la vez un expositor de zapatos que se muestra al exterior de la tienda, una pasarela caminable en su tramo intermedio, un espejo en el que mirarse, y un foco de luz difusa en el techo. En los laterales de la tienda, el nuevo diseño de las estanterías mejora la visibilidad del producto, y las líneas curvas del mobiliario trasmiten la modernidad del diseño y las nuevas tendencias.

Aprovechamos la entrada para deciros también que mañana martes, nuestro CEO Juan Goñi participará como ponente en el EVENTO EMPRESARIAL POP UP MODA MÁLAGA que organiza el IMFE en el porche del Museo Alborania del Palmeral de las Sorpresas, hablando de la importancia de la imagen en los espacios de moda de 12 a 14. Podéis seguir su intervención a través de Facebook Life, esperar a la publicación del vídeo del evento dentro de unos días, o por supuesto, ¡acercaros por allí!

no